Descargue nuestra aplicación AQUÍ

PSORIASIS

Publicado el 20.03.2021

La psoriasis es una condición de la piel que se presenta generalmente se presenta en los hombros, las rodillas, el cuero cabelludo, la espalda, la cara, las palmas de las manos y las plantas de los pies. Algunos factores que pueden empeorar los síntomas son: infecciones, piel reseca y el estrés.

Causas


Para algunos expertos la psoriasis está relacionada con el sistema inmunológico, provocando que la piel se regenere a un ritmo más rápido de lo normal, dando lugar a esas molestas manchas rojas o escamas blancas.


A pesar de que no se ha descubierto una causa, hay consenso entre los especialistas de que no es contagiosa.


A continuación, varios factores que pueden precipitar la aparición de síntomas:


• Infecciones
• Clima frío y seco
• Lesiones en la piel
• Estrés
• Consumo excesivo de alcohol
• Ciertos medicamentos


Factores de riesgo


Aunque cualquier persona puede desarrollar esta condición, cerca de 30% son pacientes pediátricos.

Antecedentes familiares. Por tratarse de una de un padecimiento, al parecer hereditario, tener padres con psoriasis aumenta el riesgo de contraerla, especialmente si ambos padres la padecen.
Tabaquismo. Además de aumentar el riesgo de padecer la enfermedad, fumar, puede aumentar la gravedad de la enfermedad.
Estrés. El estrés afecta el sistema inmunológico, fomentando que se desarrolle psoriasis.


Síntomas

Los síntomas de las psoriasis pueden aparecer de repente o de manera paulatina. En ocasiones se desaparecen y se reactivan más adelante.
El síntoma más generalizado es el de placas de piel irritadas y picor, frecuentemente en los codos, rodillas y en la parte media del cuerpo, pero también ocurren en partes como plantas de los pies, cuero cabelludo y los genitales.


Entre otros síntomas, menos comunes, se encuentran malestar en articulaciones o tendones, uñas color amarillento y caspa abundante, entre otros.

Tipos de psoriasis


• Eritrodérmica. Cubre una zona amplia y áreas muy rojas en la piel.
• Placa: parches de piel rojos y gruesos cubiertos por escamas de color blanco.
• Guttata: pequeñas manchas entre rojas en la piel.
• Inversa: enrojecimiento de la piel de las axilas, la ingle.
• Pustular: ampollas amarillas llenas de pus con piel roja e irritada a su alrededor.


Pruebas y exámenes


Generalmentel el médico hace el diagnósitoc observando la piel, aunque en ocasiones se lleva a cabo una biopsia, para descartar otras afecciones.


Tratamiento


Los distintos tratamientos disponibles buscan controlar síntomas y prevenir infecciones. En ese último caso se necesitaría recetar antibióticos.


Tratamientos tópicos


Incluyen lociones, ungüentos, cremas y champús.
Sistémicos
Píldoras o inyecciones que afectan la respuesta inmunitaria del cuerpo.
Fototerapia
Utiliza luz ultravioleta


Cuidado en el hogar


Es muy importante seguir al pie de la letra las indicaciones del proveedor de salud. Sin embargo, algunas prácticas comunes pueden ser de utilidad, pero se recomienda consultar a su médico.


• Bañarse o ducharse a diario
• No frotar o rascar con demasiada fuerza, ya que puede irritar la piel
• Baños de avena para calmar el picos y contribuir a aflojar las escamas. Mezclar una taza de avena con el agua tibia de la bañera.
• Exposición leve al sol.
• Relajarse y utilizar técnicas para prevenir el estrés
• Mantener la piel limpia y humectada



Volver